Las mejores casas de apuestas deportivas

Clinton, Partido Demócrata favoritos en las apuestas para ganar la presidencia de Estados Unidos

De acuerdo con las últimas encuestas presidenciales, Hillary Clinton y el Partido Demócrata se perfilan como grandes favoritos a ganar la elección presidencial de Estados Unidos de 2016.

Los demócratas figuran como favoritos -450 (ganas $100 si apuestas $450) para la elección presidencial de Estados Unidos de 2016 según la casa de apuestas Bovada, con los republicanos apareciendo como claros underdogs con cuota de +325 (ganas $325 si apuestas $100).

De hecho, los números representan una caída grande para los republicanos en este último mes, ya que Donald Trump era underdog con una cuota de tan sólo +200 durante la convención del partido republicano en Cleveland el pasado mes de julio.

Desde entonces, los demócratas han salido adelante en las encuestas gracias a una convención llena de estrellas en Filadelfia y una serie traspiés de Trump y los republicanos. Los pronósticos ahora tienen a Clinton como favorita con un 80-90 por ciento de posibilidad de ganar la elección del 8 de noviembre.

Clinton siempre ha sido la candidata favorita en las casas de apuestas desde que las elecciones presidenciales empezaron. Con el apoyo del establecimiento político demócrata, Clinton ganó la nominación sobre su rival Bernie Sanders. Clinton y Sanders fueron los únicos candidatos fuertes en el partido demócrata, ya que el vicepresidente Joe Biden se negó a entrar a la carrera.

Fue una historia completamente diferente en el campo republicano. El proceso para la nominación republicana comenzó con más de diez candidatos hasta que Trump finalmente terminó como ganador a finales del mes de mayo.

Hace un año atrás, las casas de apuestas tenían a Trump con cuota de +2500 para ganar la presidencia, detrás de candidatos como Marco Rubio y Jeb Bush. Este último fue el claro favorito en el partido republicano cuando se puso en marcha el proceso para la nominación republicana. Bush, sin embargo, abandonó la carrera por la candidatura republicana a finales de febrero después de obtener malos resultados en en las primeras primarias.

La próxima vez que pudieramos ver cambios en las cuotas presidenciales sería en los debates. El primer debate entre Clinton y Trump está programado para el lunes 26 de septiembre en la Universidad de Hofstra. La presencia de Trump, sin embargo, está en duda.

Comments