Las mejores casas de apuestas deportivas
Los términos y condiciones se aplican a todas las ofertas y/o bonos en esta web. Visita al operador para más detalles.

Apuestas al ganador del Premio al Entrenador del Año de la NFL 2020

Premio al Entrenador del Año NFL

El premio al entrenador del año suele ser un tanto caprichoso. Los miembros de la prensa, quienes votan por el ganador, suelen favorecer a aquellos entrenadores que logran dar una voltereta espectacular a un equipo que ha tenido problemas la temporada anterior. Eso coloca a aquellos entrenadores en posición para devolver a sus equipos a la postemporada con la ventaja; a ellos y a un viejo conocido de los votantes, quien necesitará tal vez su mejor trabajo como entrenador en jefe para mantener a su equipo en playoffs.

En las casas de apuestas destaca Bill Belichick (+650) de los New England Patriots como favorito. Kevin Stefanski (+1200) y Bruce Arians (+1500) son sus más inmediatos seguidores, pero la lista de candidatos es mucho más amplia. Echa un vistazo a las cuotas que ofrece Bodog y elige a tu favorito.

Cuotas: Premio al entrenador del año 2020 en la NFL
EntrenadorCuotas
Bill Belichick+650
Kevin Stefanski+1200
Bruce Arians+1500
Kyle Shanahan+1600
Mike Vrabel+1600
Mike McCarthy+1600
Frank Reich+1800
Brian Flores+1800
Sean McDermott+1800
Andy Reid+2000
Kliff Kingsbury+2200
John Harbaugh+2200
Vic Fangio+2200
Mike Tomlin+2200
Sean Payton+2800
Zac Taylor+2800
Doug Pederson+2800
Sean McVay+3000
Anthony Lynn+3000
Pete Carroll+3000
Matt LaFleur+3300
Mike Zimmer+3300
Ron Rivera+3500
Dan Quinn+3500
Jon Gruden+4000
Matt Nagy+4000
Matt Rhule+4500
Joe Judge+4500
Matt Patricia+5000
Adam Gase+5500
Bill O'Brien+5500
Doug Marrone+5500

Cuotas el 23 de abril en Bodog

El imperio contraataca

Solo tres coaches se han llevado el reconocimiento en tres ocasiones: Chuck Knox, Don Shula (quien lo hizo en cuatro ocasiones) y Bill Belichick. A diferencia de sus dos colegas, Belichick ha ganado todos sus premios con el mismo equipo (aunque para ser justos, Shula ganó tres con los Baltimore Colts). Ligado en su éxito a Tom Brady, esta es la oportunidad de Belichick de separarse un poco.

Lo cierto es que nadie duda de la capacidad del veterano entrenador, quien ya demostró que puede ganar sin Brady, al terminar con marca de 11-5 en 2008 con Mat Cassel en los controles. Este año, la temporada parece que dependerá de lo que pueda hacer con Jarrett Stidham. Una temporada exitosa de los New England Patriots pondría a Bill en la pelea por llevarse el premio.

¿Coaches de playoffs? Difícil panorama

Como se mencionó con anterioridad, los votantes suelen favorecer a los entrenadores que consiguen una recuperación importante de una temporada a otra. Es por ello que algunos exponentes como Kyle Shanahan, Mike Vrabel y Andy Reid, a pesar de estar entre los favoritos en el papel, difícilmente conseguirán el premio.

Cabe mencionar que la votación se lleva a cabo al terminar la temporada regular, así que el progreso que consigan en playoffs no será tomado en cuenta durante la votación, lo que disminuye aún más sus posibilidades. En el caso de Shanahan, por ejemplo, tras perder solo tres partidos con los San Francisco 49ers, todos en la última jugada, luce prácticamente imposible mejorar.

La conexión de Brady continúa…

Anteriormente mencionamos la relación entre Brady y Belichick, la cual ha sido una de las más importantes de la historia, con seis campeonatos juntos. La mitad de ese binomio ahora estará en los Tampa Bay Buccaneers, incrementando automáticamente las posibilidades para Bruce Arians, quien, por cierto, ya fue nombrado Entrenador del Año en dos ocasiones. Arians es reconocido como un gurú de quarterbacks en el pasado, pero con Brady a bordo, quizás lo más importante sea recomponer una defensiva que ha sido floja contra el pase.

Un factor que puede dificultar el nombramiento son los rivales divisionales de Tampa Bay. Tanto los New Orleans Saints como los Atlanta Falcons, tienen ataques aéreos poderosos, y los últimos años han dominado a los Buccaneers. Para aspirar a ser en coach del año, seguramente tendrán que imponerse a ambos al menos en dos de las cuatro ocasiones en que se enfrentarán, además de ganar el sector.

¿Quiénes pueden sorprender?

Con frecuencia, aquellos equipos que terminaron la temporada regular enrachados pueden mantener ese mismo nivel para el año siguiente, convirtiéndose en sorpresa y capturando un lugar en playoffs. En esta categoría podrían entrar Brian Flores, de los Miami Dolphins, y Dan Quinn, de Atlanta.

Los Dolphins pasaron de ser considerados uno de los peores equipos de la historia al principio de la campaña, a un auténtico dolor de cabeza, el cual le costó a los Patriots el descanso en la ronda de comodines de playoffs. Los Falcons, por su parte, tuvieron victorias de visita ante los San Francisco 49ers y New Orleans Saints, para cerrar con marca de 7-9 tras empezar la campaña con registro de 1-7.

Otra opción son aquellos que por alguna lesión o circunstancia inesperada, no pudieron mantener las expectativas, pero uno dos factores a favor podrían cambiar la historia. El retiro de Andrew Luck dinamitó a los los Indianapolis Colts, mientras que la lesión de Ben Roethlisberger afectó de manera importante a los Pisttsburgh Steelers. Tanto Frank Reich cmo Mike Tomlin demostraro el año pasado su talento para dirigir en las peores circunstancias. Con cuadro completo, podrían ganar mayor notoriedad en la votación.

Finalmente, están aquellos coaches que pueden sacar el mayor jugo de equipos que parecen tener cierto nivel de talento, pero no logran maximizarlo. Sean McDermott es candidato tras llvar a los Buffalo Bills a playoffs el año pasado. Si Kevin Stefanski y Mike McCarthy logran revivir a Cleveland Browns y Dallas Cowboys, respectivamente, podrían entrar en este grupo.