Odds Shark mejores apuestas deportivas
Los términos y condiciones se aplican a todas las ofertas y/o bonos en esta web. Visita al operador para más detalles.

Tres razones por las que los Kansas City Chiefs ganarán el Super Bowl 55

Patrick Mahomes busca opciones de pase en un partido previo al Super Bowl 55

Los Kansas City Chiefs buscarán convertirse en apenas el sexto equipo en ganar títulos de forma consecutiva en la NFL y el primero desde que los New England Patriots lo hicieran en 2003-2004. Los dirigidos por Andy Reid llegan como favoritos al Super Bowl 55, y tras lo que mostraron ante los Buffalo Bills, lucen como la aplanadora del año pasado.

A continuación te indicamos cuáles son las tres razones por las que levantarán el tercer Trofeo Lombardi en la historia de la franquicia y, por lo tanto, por qué ellos deberían ser tu apuesta.

¡Apuesta en el Super Bowl 55!

Talento ofensivo inigualable

Por más que han evolucionado algunos otros ataques en la NFL, ninguno ha replicado lo que ha hecho Kansas City los últimos años. Patrick Mahomes es simplemente imparable. El quarterback de tercer año suma 114 touchdowns por apenas 24 intercepciones en su carrera. Además, acumula ya más de 14 mil yardas.

Por si fuera poco, Mahomes cuenta con dos de los receptores más peligrosos de la NFL. Travis Kelce terminó la temporada como el segundo líder receptor de la Liga, a pesar de ser ala cerrada. Si las defensivas se enfocan en frenar a Kelce, Tyreek Hill los puede quemar con trayectorias largas. Hill este año se convirtió en uno de los mejores receptores de la Liga, siendo probablemente el jugador más rápido de la misma. Mecole Hardman, Sammy Watkins y Marcus Robinson también son eficientes.

Por tierra destaca Clyde Edwards-Helaire. El novato empezó bien la temporada antes de que una lesión en la cadera le marginara durante el último mes de la campaña regular. El único problema es que no contarán con sus dos tacles, sin embargo, la cantidad de armas del equipo evitarán que sea un factor de peso.

Kansas City simplemente no pierde

Desde octubre de 2019, los titulares de los Chiefs han perdido un solo partido (la derrota en el último encuentro de la temporada ante los Los Angeles Chargers fue con suplentes). Es cierto que Kansas City no fue la escuadra dominante de años anteriores, dependiendo en varias ocasiones de alguna jugada heroica al final del partido o de los errores de sus rivales. Pero los puntos por estilo no cuentan, en especial cuando están a un triunfo de su segundo campeonato.  

Los partidos cerrados también han mostrado que la defensa de Kansas City tiene con qué responder a la hora cero. Tyrann Mathieu y Daniel Sorensen aparecen siempre cuando la defensiva está contra las cuerdas. Harrison Butker ha sido un eslabón débil al fallar varios puntos extra, pero también ha ganado partidos con goles de campo de más de 50 yardas. Vamos, hasta Chad Henne hizo lo necesario cuando entró en lugar de un lesionado Mahomes.

Parte de ser un equipo grande es ganar los partidos en los que el funcionamiento no es perfecto. Gran medida del éxito de los New England Patriots las últimas dos décadas fue su capacidad de sacar victorias poco atractivas, sin mostrar su mejor futbol. Kansas City ha aprendido a hacer justo eso.  

La experiencia de Andy Reid

La falsa retórica de que Andy Reid no podía ganar partidos importantes ha quedado en el pasado. Reid ya ganó su primer Super Bowl y siempre parece tener un as bajo la manga cuando la situación lo exige. Ya sea el pase WASP en tercera y largo en el Super Bowl o jugándosela en cuarta y corto con el quarterback suplente, Reid no tiene miedo a arriesgarse, posiblemente con la seguridad de que su equipo saldrá avante.

Otro factor que ha jugado en favor de los Chiefs es que han podido mantener a su staff de e entrenadores prácticamente intacto. Que ningún equipo haya ofrecido la posición de entrenador en jefe a Eric Bienemy a pesar del extraordinario trabajo que ha hecho con el ataque de KC es inexplicable. Bienemy ha sido artífice del éxito de Mahomes.

Del otro lado del balón, Steve Spagnuolo ha mantenido una unidad defensiva que si bien no es espectacular, es mejor de lo que muchos analistas dan crédito. Spags además tiene experiencia como entrenador en jefe y estuvo al frente de las defensivas de los New York Giants que se impusieron a Tom Brady y New England en Febrero del 2008 y 2013. En general, el cuerpo de entrenadores es experimentado y no se verá sorprendido por los reflectores.

Sin embargo, aquí puedes conocer los motivos para apostar por los Tampa Bay Buccaneers en este Super Bowl.