Las mejores casas de apuestas deportivas

*Términos y condiciones aplican a todas las ofertas y/o bonos en este sitio. Para más detalles referirse al operador.

Casinos Con Depósitos Mínimos

Cuando buscas un casino en Internet para empezar a jugar, puede ser una buena idea concentrarse en identificar alguno que acepte depósitos mínimos que sean pequeños. Por supuesto, "pequeño" es un concepto relativo. Para algunas personas $100 es un depósito pequeño, mientras que otras estarían pensando en $25 o incluso menos.

El mínimo absoluto para depositar en la mayoría de los casinos en Internet es de $20 ó $25. No es que te obliguen a depositar esta suma porque quieran hacerlo. Simplemente consideran que si logran que hagas un depósito, de la cantidad que sea, será infinitamente más probable que posteriormente hagas otros depósitos que si nunca tienes la posibilidad de comenzar. El procesamiento de los depósitos de cualquier cantidad de dinero tienen un costo y para que les valga la pena cubrir este costo necesitan fijar un monto mínimo.

Sigue leyendo para descubrir algunas de las ventajas y desventajas de los depósitos mínimos pequeños, así como algunas otras alternativas en las que tal vez no hayas pensado.

Ventajas De Los Depósitos Pequeños

La ventaja principal de empezar a vivir aventuras en un casino con un depósito pequeño es que esto te permite hacer la transición de jugar con dinero gratuito a dinero de verdad sin arriesgar demasiado. También te permite proteger tu bolsillo, ya que solo arriesgas una pequeña suma. Si de verdad te preocupa la seguridad en Internet, obtén una tarjeta de crédito o débito para utilizarla exclusivamente en los casinos en línea. Fíjate un límite, la cantidad de dinero que estás dispuesto a perder. De esta manera, todos tus depósitos provendrán del mismo lugar y podrás rastrearlos con facilidad.

Desventajas De Los Depósitos Pequeños

Uno de los inconvenientes más importantes que tendrás al hacer un depósito que sea demasiado pequeño es que seguramente no podrás jugar a todos los juegos que quieras. Todos los juegos de casinos en línea tienen apuestas mínimas. Por ejemplo, si depositas $25 y quieres jugar al blackjack, y si la apuesta mínima es de $5, solo tendrás para unas pocas manos si te cruzas con una racha de mala suerte. Si juegas en las máquinas de slots progresivas, a menudo tendrás que apostar la cantidad máxima de monedas por giro para poder ganar el premio mayor. Así, la cantidad mínima por giro puede ser de $2.50, $5 o más.

Claro está, no tiene nada de malo no tener más dinero depositado que para jugar unas pocas manos o giros, pero es algo en lo que muchos jugadores no piensan al realizar su primer depósito. Muchos casinos en Internet tienen mesas especiales con límites de apuesta más bajos, así que busca estas oportunidades. Si eres un jugador de video póker, seguro podrás encontrar un juego en el que tengas la posibilidad de acceder al premio mayor a cambio de apostar nada más que $0.25 por mano.

Otra posible desventaja es que, por lo general, no recibirás un bono de bienvenida muy atractivo si solo realizas un depósito pequeño. Por ejemplo, un bono de bienvenida común es el 100% de cierta cantidad de dinero, por lo general un mínimo de $100. Si depositas $25 solo tendrás $25 extras para jugar, pero si depositas $100 tendrás acceso a $100 extras. Son $75 de dinero extra gratuito para apostar a cambio de, simplemente, realizar un depósito más grande. Algunos casinos obsequian miles de dólares en bonos de bienvenida, así que realizar depósitos iniciales pequeños te aleja de la posibilidad de aumentar la cantidad de dinero en tu cuenta.

Otras Opciones De Depósito De Bajo Riesgo

Otra manera de arriesgarte al apostar dinero de verdad por primera vez en un casino en línea es encontrar uno que ofrezca gratis una pequeña cantidad para probar los juegos. Por lo general se llaman "bonos sin depósito" y van de $5 a $25 aproximadamente. Tan solo unos pocos casinos los ofrecen y aun así no permiten que retires mucho incluso si te toca una racha de muy buena suerte, pero no cambia lo que se siente al jugar cuando se apuesta dinero real. Lee siempre los términos y condiciones de los bonos antes de aceptarlos para comprender cómo funcionan. Por ejemplo, algunos casinos obsequian fichas gratis pero no permiten retirar ganancias hasta que se hace un verdadero depósito inicial. Por supuesto, el plan es que sigas jugando hasta que pierdas cualquier cantidad que hayas ganado.

Otra posibilidad es que tengas amigos que ya estén jugando en Internet. Muchos casinos en línea permiten que los jugadores se hagan transferencias entre sí por medio del software del casino, así que tal vez puedas darle dinero a un amigo y esperar a que este lo transfiera a tu cuenta. Todos los casinos que ofrecen este servicio tienen transferencias mínimas propias de cada uno, pero éstas pueden ser menores que los límites de depósito.