Las mejores casas de apuestas deportivas

*Términos y condiciones aplican a todas las ofertas y/o bonos en este sitio. Para más detalles referirse al operador.

Craps

Decir que el craps es un juego de casino que se juega con dados es como decirle a la gente que el Monte Rushmore es una escultura hecha por algunos tipos muertos. Ambas cosas son ciertas, pero ninguna realmentre transmite la intensidad de lo que siente la gente cuando hace el viaje a un casino o Dakota del Sur.

Craps Topics
Juega - Craps

Jugar en el Real

Apuestas De Craps

Las apuestas son el corazón de todo juego de craps. El juego sería bastante aburrido si todo el mundo solo se quedara parado y esperara el resultado.

Las apuestas de craps giran en torno al lanzamiento de un par de dados. Después de que el tirador haya establecido un punto, él o ella tirará los dados, aproximadamente, ocho veces más para resolver las apuestas de la línea de pase (ya sea al obtener el punto o sacar siete). Por suerte para los adictos a la adrenalina, el craps solo se vuelve más emocionante después de que el punto ha sido establecido.

Las Apuestas Más Básicas En El Craps

Un buen sector de la mesa de craps se reserva para las apuestas de venir y no venir. Básicamente son idénticas a las apuestas de línea de pase y barra de no pase, a excepción de que siempre tratan al siguiente tiro como si fuera el tiro de salida.

Digamos que eres el lanzador y empezaste apostando $5 en la línea de pase pero no tiraste una combinación natural (un 7 o un 11). Lo que lanzaste fue un 4, así que para sacar el punto (y ganar tu apuesta en la línea de pase) tienes que tirar otro 4 antes de tirar un 7. Como hay una doble probabilidad tirar 7 antes de tirar 4, es probable que ya empieces a sentir que perdiste esa apuesta de $5 en la línea de pase.

No te será permitido quitar tu apuesta de $5, pero puedes reducir la frustración de sacar siete al apostar $5 en venir. Una apuesta de venir trata al siguiente tiro como al tiro de salida. Si tiras un 7, ganas la apuesta de venir al mismo tiempo que pierdes la de la línea de pase (porque en lo que respecta a la línea de pase, sacaste siete en vez de obtener el punto, pero en lo que respecta a la apuesta de venir, acabaste de tirar un natural).

En resumen, las apuestas de venir y no venir te permiten jugar rondas adicionales de craps dentro de otras rondas, y cada una puede tener un punto distinto del establecido por el verdadero tiro de salida del tirador.

Apuestas De No Venir

Volvamos a la situación anterior, en donde nuestro tirador aplicará una estrategia distinta. Después de apostar $5 en la línea de pase, tira un 4. No está cómodo con sus probabilidades de obtener el punto antes de sacar siete, pero tampoco siente que vaya a lanzar un natural en el siguiente tiro. Decide apostar $5 en no venir.

Tira un 10, lo cual tampoco resuelve ninguna de las apuestas. Todavía tiene que tirar un 4 antes de un 7 para ganar la apuesta de la línea de pase, pero el punto de la apuesta de venir/no venir que acaba de colocar quedó establecido como 10. Si hubiera colocado una apuesta de venir, hubiera preferido tirar un 10 que un 7, pero como realizó una apuesta de no venir, ahora quiere tirar siete antes de 10. Tiene las mismas probabilidades de lanzar 4 que 10, pero sigue teniendo el doble de probabilidades de tirar 7 que cualquiera de esos dos puntos establecidos. Si el siguiente tiro es un 7, perderá la apuesta de la línea de pase (por supuesto), pero ganará la apuesta de no venir.

Apostar a la vez en demasiadas situaciones de venir/no venir puede dejar confundidos a los jugadores acerca de cuáles resultados son los que quieren obtener, pero no asumas que estas apuestas son malas solo porque son confusas. De hecho, las apuestas de venir/no venir tienen el mismo margen de la casa (<1.5%) que las apuestas de la línea de pase/barra de no pase. Y como estas apuestas son cuestión de suerte, realmente no importa cuán confusas sean.

Apuestas Múltiples

Los jugadores principiantes de craps no deberían preocuparse por realizar apuestas múltiples de venir/no venir. La forma más segura de jugar craps es concentrarse en respaldar las apuestas iniciales de línea de pase/barra de no pase al colocar apuestas que equilibren las probabilidades de ganar (gabela a favor y gabela en contra). De esta forma, el margen de la casa puede acercarse mucho a cero. Hablaremos más adelante sobre las apuestas de probabilidades en la sección de estrategia porque constituyen, tal vez, las apuestas más inteligentes que los jugadores comunes y corrientes pueden realizar en la mayoría de los casinos.

Por ahora, concentrémonos en IGNORAR a las demás apuestas disponibles en un juego de craps, en especial las propuestas cerca del centro de la mesa. Estas son opciones muy malas porque la recompensa que ofrecen los casinos no tiene comparación con los riesgos que asumen los apostadores. No obstante, estas apuestas siguen siendo populares entre las personas que beben lo suficiente para creer que existe algo así como una "racha mágica", lo cual aparentemente significa lograr una conexión mística con los dados.

Si apuestas $10 a un 6 difícil, estarás apostando a que el tirador lanzará 3-3 antes que 1-5, 2-4 o cualquier 7. Las probabilidades de que eso ocurra son 10 a 1 en tu contra, pero el casino solo te pagará 9 a 1 si estás en lo correcto. Perderás $100 por cada $90 que ganes en esa apuesta.

¡Felicidades! Acabaste de multiplicar por seis el margen de la casa (que pasa de menos del 1.5% en una apuesta de línea de pase/barra de no pase al 9% en una apuesta de 6 difícil). Tal vez tengas suerte pero, incluso si la tienes, fue una decisión tonta.

Hay muchas otras apuestas de craps para aprender y considerar antes de que salgas a jugar tu primera ronda de este clásico de casino. Pero los ejemplos anteriores y las lecciones sobre lo básico del juego de craps deberían prepararte para lo demás.

Estrategia De Craps

Los expertos están de acuerdo en que existen tres estrategias infalibles para ganar en la mesa de craps.

La primera es utilizar dados cargados. Estos dados funcionan maravillosamente hasta que alguien se da cuenta de que estás haciendo trampa. Entonces debes empezar a preocuparte, más bien, por las armas cargadas.

La segunda manera segura de ganar en el craps es robar la Tardis de Dr. Who y viajar al pasado al momento anterior de que ocurra cualquier tiro para apostar sobre un resultado que ya conoces. El problema, sin embargo, es que cuando hayas robado la Tardis no tendrás tiempo para jugar craps porque estarás demasiado ocupado peleando contra los Dalek. (Nunca juegues craps con un Dalek. Usan dados cargados. ¡Son malos!).

La tercer forma de ganar en el craps es abrir un casino y dejar que la gente juege en tu mesa de craps con las reglas estándar del juego. No importa cuánta suerte tengan; si se quedan en la mesa lo suficiente, perderán todo su dinero.

Más Información Sobre El Craps

Es interesante imaginar a la mesa de craps como una máquina compleja con cierta cantidad de cintas transportadoras diseñadas para transportar dinero de tu bolsillo al casino. Algunas de las cintas bajan en un ángulo muy pronunciado.

Cuando colocas dinero en ellas, se cae rápidamente en la caja fuerte del casino. Otras cintas bajan lentamente y el dinero puede tardar mucho tiempo en desaparecer de tu bolsillo.

Cada apuesta que realices en una mesa de craps le dará algún tipo de ventaja a la casa, pero esa ventaja puede ser minúscula (como en las apuestas de línea de pase/barra de no pase) o gigantesca (como en las apuestas centrales).

Estrategia De Gabelas

La magia de las apuestas de gabelas es que, si bien solo pueden hacerse como complemento de las apuestas de línea de pase/barra de no pase o venir/no venir, las cuales, a propósito, ya sacrificaron un pequeño margen de ventaja en favor de la casa, ellas en sí mismas no le dan ventaja adicional ni al jugador ni a la casa. Casi cualquier otra apuesta posible en el casino favorece a la casa por algún tipo de margen, pero las apuestas de gabelas en el craps equilibran la balanza.

Las apuestas de gabelas permiten ganar una recompensa perfectamente proporcional al riesgo asumido al colocarlas. Si las probabilidades son 2 a 1 en contra de un resultado (por ejemplo, sacar un 4 antes que un 7), entonces la casa le paga 2 a 1 a una apuesta ganadora. Perderás dos veces más a menudo de lo que ganarás, pero ganarás el doble de lo que arriesgues, lo que significa que si tuvieras acceso a dinero ilimitado y una cantidad infinita de tiempo para realizar apuestas de gabelas en contra del casino, podrías jugar sin perder ni ganar dinero hasta la eternidad. Eso es algo MUCHO mejor que cualquier otra situación esperable dentro de un casino.

Pero como los casinos dependen del margen de la casa para mantenerse a flote, no te dejarán simplemente entrar y colocar una apuesta de gabelas. Solo podrás colocar apuestas de gabelas DESPUÉS de que ya hayas sacrificado un pequeño porcentaje de ventaja a favor de la casa al colocar apuestas de línea de pase/barra de no pase o venir/no venir.

Y eso es exactamente lo que deberías hacer si tu objetivo es maximizar las ganancias (o, en términos más realistas, minimizar las pérdidas).

La mayoría de los casinos les permiten a los jugadores de craps colocar apuestas de gabelas que valgan el doble de la apuesta original de línea de pase/barra de no pase o venir/no venir que complementan. En esos casos, si colocas $5 en la línea de pase, después podrías colocar una apuesta de gabelas de $10 una vez que hayas establecido el punto. Algunos casinos permiten apuestas de gabelas del triple (hasta un máximo de $15) o del quintuple (hasta un máximo de $25) del valor de la apuesta original. La manera inteligente de jugar es realizar la apuesta de gabelas máxima permitida para complementar la apuesta inicial. Como las apuestas de gabelas le dan a la casa 0% de margen, cada dólar colocado en una apuesta de gabelas borra un porcentaje del margen concedido al colocar la primera apuesta de línea de pase/barra de no pase. Cuando más grande tu apuesta de gabelas, más cercano a cero se volverá el margen de la casa dentro del todo conformado por la apuesta de línea de pase/barra de no pase y la apuesta de gabelas.

El Truco Para Ganar En El Craps

Cuando hayas aplicado tus conocimientos matemáticos sobre las apuestas de gabelas para reducir el margen de la casa hasta prácticamente cero, el verdadero truco para ganar en el craps es saber cuándo dejar de jugar.

Las estadísticas te dicen lo que va a pasar, en promedio, con el correr del tiempo, pero el craps es un juego de rachas y ningún matemático te puede decir exactamente cuándo terminará una racha ganadora. Lo peor es que, cuando vienes ganando sin parar durante quince minutos, es difícil detenerse después de realizar algunos pocos tiros malos. Por supuesto que pensarás que la magia va a volver si sigues jugando. Todos pensamos así. Es parte de la diversión.

Y tal vez lo haga. O tal vez no. De cualquier manera, probablemente ya no estés en el estado emocional adecuado para discernir esos "tal vez" con ninguna lucidez mental.

Así que si de verdad quieres ganar en el craps, mi consejo es que:

1) apuestes en la línea de pase/barra de no pase;

2) complementes esas apuestas con las apuestas de gabelas más grandes que te permita hacer el casino;

3) determines, de antemano, la cantidad de dinero que quieres ganar para considerar que te fuiste ganando; y

4) te alejes de la mesa en cuanto empieces a perder o alcances tu objetivo. Si alguna vez te sorprendes diciendo: "Ya sé que alcancé mi objetivo de ganar $1000, pero todavía me siento con suerte, así que seguiré jugando", entonces te apuesto a que vas a perder esos $1000.

¿Por qué jugar craps?

Es divertido.

El craps es mucho más que un juego. Es una fiesta a punto de comenzar porque grita "¡Cuantos más, mejor!" con cada tiro. No es fácil encontrar otros juegos (dentro o fuera del casino) que le permitan a tanta gente participar al mismo tiempo. Si ves a cien personas jugando a los slots, los estarán jugando de forma independiente. Y si ves a siete personas reunidas en torno a una mesa de blackjack, cada una estará jugando una partida privada en contra del dealer.

¡El craps es distinto! Cuando tiras un siete como el tirador, puedes emocionar hasta las lágrimas a media docena de personas y romper el corazón de otra media docena, y la conmoción tal vez hasta atraiga todavía a más personas a la dinámica única de la mesa.

Y cuando sacas siete después del tiro inicial y el siguiente tirador se prepara para tirar, no pasas a quedas fuera del juego. Solo significa que tienes las manos libres para beber más y colocar más apuestas.

Los Números En El Craps

El principal obstáculo para entender el craps no es el diseño complicado de la mesa o el léxico poco familiar que utilizan los participantes. Es la creencia, altamente difundida, de que el siete siempre es el número de la suerte.

El siete es el número más importante en el craps pero eso no tiene nada que ver con la suerte... pero sí todo que ver con la probabilidad. Si tiras dos dados comunes, obtendrás sietes más a menudo que cualquier otro total.

Solo piénsalo. Sin importar qué número aparezca en el primer dado, SIEMPRE habrá un número en el otro dado que, sumado al primero, dé 7 (1 + 6, 2 + 5, etc.). Eso no puede decirse de ningún otro número entre 2 y 12. Si el primer dado es un 2 o un número mayor, DE NINGUNA MANERA se puede obtener un total final de 2 porque el otro dado, como mínimo, sumará 1 punto. De forma análoga, si el primer dado es un 5 o un número menor, DE NINGUNA MANERA se puede obtener un total final de 12 porque lo máximo que aportará el otro dado será un 6. Cuanto más cercano esté un número a 7, más probabilidades tendrá de salir, pero el 7 es el rey.

Entonces, ¿cuándo es el 7 el número de la suerte?

Si eres el nuevo tirador y acabas de colocar una apuesta de $5 en la línea de pase y es tu primer tiro (el tiro de salida), entonces el 7 es buena suerte para ti. Tirar 7 u 11 en el tiro de salida se llama tirar un "natural" y hace que a todas las apuestas en la línea de pase se les pague una cantidad equivalente a su valor. (En otras palabras, sería tu forma de convertir los $5 en $10).

Sin embargo, si tu tiro de salida fuera 2, 3 o 12, todos los que apostaron algo a la línea de pase perderían su dinero.

Si tu tiro de salida fuera cualquier otro, aparte de 2, 3, 7, 11 o 12, las apuestas en la línea de pase seguirían en juego porque cualquiera que fuera el número total producto de la suma de ambos dados (4, 5, 6, 8, 9 o 10) habría sido establecido como el punto.

¿Qué es "el punto"?

Aquí es cuando el craps se vuelve emocionante (y cuando el siete se convierte en el enemigo de las apuestas en la línea de pase).

Digamos que tu tiro de salida fue un 8. Ahora tu trabajo es seguir tirando el dado hasta que obtengas el punto (al tirar otro 8) o quedes "fuera" a causa de un siete (al tirar un 7). De pronto, el 7 son malas noticias para todos con dinero en la línea de pase. Y como tienes un poco más de probabilidades de tirar un 7 antes de tirar un 8, esa gente te estará alentando para vencer a la matemática y hacerlos ganar a todos.

Mucha gente tiene la idea de que como el 2, el 3 y el 12 son pérdidas automáticas para las apuestas en la línea de pase en el tiro de salida, siempre van a ser números de mala suerte. Eso no es cierto. Cuando se ha establecido el punto tras el tiro de salida, los únicos tiros que importan para la línea de pase son el punto y el número 7. Si el punto aparece antes, ganan las apuestas en la línea de pase y pierden las apuestas en la barra de no pase; si un 7 aparece antes, pierden las apuestas en la línea de pase y ganan las apuestas en la barra de no pase. Tirar dos unos DESPUÉS de que el punto haya sido establecido no tiene consecuencias (excepto para las apuestas de venir/no venir o las apuestas poco favorables en el centro de la mesa).

Incluso cuando ganar en el craps es un asunto de pura suerte, el margen de la casa en contra de una apuesta común en la línea de pase es tan bajo (menos del 1.5%) que puedes divertirte mucho con poco dinero aunque lo único que entiendas sobre el craps sea que el 7 gana en la línea de pase en el tiro de salida y pierde si el tirador está tratando de lanzar el punto.

Si empezaste a leer este artículo como un total principiante, felicidades, acabas de aprender lo suficiente para hacer una de las apuestas más seguras en cualquier casino.

Historia Del Craps

Dice el libro "El nuevo y completo Hoyle revisado" (título original: "The New Complete Hoyle Revised"): "Los dados son los accesorios de juegos de azar más antiguos que conoce la humanidad", así que nadie sabe en realidad qué tan atrás hay que ir para desenterrar el verdadero origen del juego que ahora se conoce como craps.

Sin embargo, los historiadores pueden rastrear los orígenes del craps a un juego llamado "hazard" muy popular en Europa en la Edad Media, en el cual los dados se hacían con los huesos de animales muertos (en especial con los nudillos de los cerdos). Si bien Geoffrey Chaucer llama "huesos" a los dados en el siglo XIV, la frase "tirar los huesos" recién apareció impresa en 1897, específicamente en referencia al juego descendiente del hazard: el craps.

La popularidad del hazard se expandió a Ingalterra entre 1600 y 1700. Cuando el Falstaff de Shakespeare dijo: "No tiré los dados más de siete veces... ¡a las semana!", su audiencia sin duda alguna entendió el chiste como referencia al juego que llamaban "hazard".

Pero si bien los orígenes del hazard se encuentran rodeados de misterio, los orígenes del craps se conocen bastante. En las décadas previas a la Guerra Civil estadounidense, un playboy de Luisiana llamado Bernard Xavier Philippe de Marigny de Mandeville presentó una versión simplificada del hazard a la comunidad de apostadores de Nueva Orleans.

¿De dónde salió el nombre del juego de craps?

El motivo por el que acabamos de escribir el afrancesadísimo nombre completo de Bernard Xavier Philippe es para subrayar el hecho de que el nombre del juego de craps no tiene nada que ver con un modismo en inglés, para referirse a los excrementos. Si crees que el craps se llama craps porque el tirador grita algo como "¡Heces!" cuando obtiene un par de números 1, piénsalo dos veces. En primer lugar, los amigos de Mandeville probablemente gritaran "¡Merde!" “Mierda” en una situación así. En segundo lugar, "craps" al parecer es la abreviatura de "crapaud", que significa "sapo" en francés.

¿Eh? ¿Qué tienen que ver los sapos con jugar a los dados? ¿Acaso se pueden hacer dados con los nudillos de los sapos?

Bueno, la conexión no está tan jalada de los pelos como parece. Imagina un montón de gente jugando craps en la vereda. Todos están inclinados sobre los dados: no están ni sentados ni arrodillados. Cada jugador está, como dijo John Milton en cierta ocasión, "arrodillado como un sapo".

(Gentil lector, haz una pausa ahora para apreciar el hecho de que logré incluir referencias a Chaucer, Shakespeare y Milton en un único artículo sobre la historia del craps. Ésto es lo que pasa cuando la gente que estudió literatura inglesa escribe sobre apuestas).

Los Orígenes Del Juego Moderno

Los jugadores modernos de craps no tendrían problema en reconocer la versión popularizada por Mandeville en Nueva Orleans, pero aún quedaban algunos bordes ásperos que Mandeville no había logrado pulir. El fabricante de dados estadounidense John H. Winn fue quien introdujo la mecánica de pasar/no pasar en la década de 1860.

Ese cambio (y algunos otros detalles) fue el que nos dio la variante de craps que todavía jugamos hoy en día. El craps fue extremadamente popular entre 1860 y 1970 pero, si bien es una de las propuestas más emocionantes que pueden hacer los casinos, ha estado perdiendo terreno frente a otros juegos durante décadas. Muchos expertos especulan que los jóvenes están eligiendo no aprender cómo se juega al craps solo porque se ve complejo e intimidante.

De ser cierto, es una pena, porque las mejores apuestas del craps son muy fáciles de entender. El craps solo se vuelve complicado una vez que empiezas a prestarle atención a todas las apuestas imposibles que favorecen a la casa por un margen ridículo. Sin duda alguna es posible jugar (y disfrutar) craps, sin tener que preocuparse en absoluto por la terminología rimbombante, y se puede (y se debería) sencillamente ignorar las apuestas exóticas.

Pero a la vez no es que la gente se mantenga alejada del craps porque el juego la intimida; tal vez es solo que prefieren otros juegos (juegos con mejores probabilidades para la casa) en el casino. Un estudio de 2013 a cargo de la Universidad de Las Vegas, Nevada, concluyó que si bien el craps era el responsable de casi el 30% de las ganancias de los casinos en 1985, para 2012 dicho porcentaje había bajado a menos del 10%.

El problema del "espacio en el piso"

Al igual que los almacenes tienen que decidir cuánto espacio le dedican a la Coca Cola vs. la Pepsi, los casinos han de evaluar el espacio que ocupa una mesa de craps y la cantidad de empleados necesaria para que funcione contra la facilidad de instalar otro montón de máquinas de slots. Como las apuestas inteligentes en el craps están dentro de las más seguras en el casino, no me sorprendería descubrir que la popularidad decreciente del juego tiene mucho más que ver con la gente que administra los casinos que con los clientes que van a jugar en ellos.

Pero incluso si los casinos no quieren al craps, están obligados a seguir teniéndolo entre sus juegos porque forma parte de la identidad de lo que es ser un casino. Está entre los juegos más emocionantes que existen y los estadistas pueden probar que, si se lo juega de manera inteligente, le da al jugador una más alta probabilidad de irle tan bien como al casino que casi cualquier otro juego de azar (a excepción de volverse un experto en el blackjack). Por estos dos motivos, es probable que los estadounidenses sigan jugando al craps por la misma cantidad de siglos que los ingleses jugaron al hazard.

Comments