Las mejores casas de apuestas deportivas

*Términos y condiciones aplican a todas las ofertas y/o bonos en este sitio. Para más detalles referirse al operador.

Sitios web legales de casinos

¿Qué hace que un casino en línea  sea legal? Esta es una pregunta compleja y la respuesta depende de dónde vivas, a quién le preguntes y tu propia tolerancia a que te digan qué hacer con tu tiempo, dinero y existencia. Si te mantienes informado, es posible que hayas oído que las apuestas en Internet son todas ilegales. Desde luego que hay algunos lugares donde esto es cierto, pero en la mayoría es falso.

Casinos legales en Estados Unidos

Estados Unidos cuenta con muchísimos casinos en Internet y también con una de las situaciones legales que más se presta a confusión. Si lees las noticias de Estados Unidos, con seguridad has leído artículos y titulares sobre la ilegalidad de las apuestas en Internet para los residentes de ese país. Existen varias leyes que regulan las apuestas en línea, pero la que más se menciona y la que provoca mayores malentendidos, en muchos casos, es la UIGEA (Ley de ilegalidad de apuestas en Internet, por sus siglas en inglés). Es una ley federal que trata sobre la industria bancaria. Establece que es ilegal que los bancos procesen transacciones destinadas a las apuestas, pero ni siquiera define lo que es una "apuesta". Tampoco dice que sea ilegal que los ciudadanos de Estados Unidos apuesten en Internet.

Cuando se aprobó la UIGEA, muchas compañías de procesamiento de pagos y casinos en Internet dejaron de trabajar con el mercado de Estados Unidos. Cerraron sus puertas todos los casinos que subsistían gracias a microapuestas y muchos otros, pero otros tantos siguieron trabajando con ese mercado. Todavía puedes encontrar cientos de casinos  en línea donde jugar verdaderos juegos de casino y apostar dinero real. También puedes encontrar salas de póker y lugares que aceptan apuestas deportivas.

¿Es legal apostar donde vivo?

Así que ¿cómo se puede determinar si es legal apostar en Internet en tu país? Empieza por averiguar si alguien ha sido detenido por apostar en línea  dentro del territorio de tu país. Si algunos jugadores han sido detenidos, averigua los detalles, como por ejemplo si estaban apostando sobre deportes o si otros factores contribuyeron al arresto. En Estados Unidos el Estado no detiene ni sanciona a los jugadores. De hecho, el Estado intervino para asegurarse de que todos los jugadores que tenían dinero en Neteller pudieran recuperar su dinero cuando Neteller fue forzado a dejar el mercado.

Por lo que tenemos entendido, nunca nadie fue detenido en Estados Unidos por apostar en Internet. Si eres el dueño de una casa de apuestas deportivas en línea  o tomas apuestas a través del teléfono podrías, tal vez, ser detenido, pero existe una ley específica llamada la Wire Act (en inglés, Ley de comunicaciones por cable) que se encarga de regular esas actividades. Si todavía tienes dudas, busca un abogado que se especialice en la regulación jurídica de las apuestas en el país donde resides.

Si es ilegal, ¿por qué hay casinos que funcionan aquí?

Es una excelente pregunta que debería tener una respuesta sencilla. Uno pensaría que, si es posible acceder a un casino en Internet, también debería ser posible jugar allí. Sin embargo, la verdad no es tan simple. Probablemente se pueda jugar allí, pero Internet es un sistema mundial y las leyes difieren de país en país. Por lo tanto, una compañía puede fundar un casino en Internet localizada en cierto país y ofrecerle sus juegos al resto del mundo y a menudo no hay mucho que los Estados puedan hacer al respecto, sin importar lo que digan sus propias leyes nacionales. Así que el hecho de que puedas jugar allí no lo hace legal.

Conclusiones Sobre Sitios Web Legales De Casinos

Si puedes encontrar casinos en línea  de buena reputación que funcionan en tu país y en contra de los cuales no logras encontrar ninguna ley, entonces deberías poder jugar. Vuelvo a repetir que, si de verdad te preocupa el tema, busques el asesoramiento de un abogado que viva en tu país. Ten mucho cuidado al investigar asuntos legales en Internet. Si bien está llena de información, también está llena de falsedades. Cualquiera que tenga el dinero para comprarse un dominio y hacerse un sitio web puede publicar lo que se le dé la gana. Puedes utilizar Internet para comenzar a orientarte pero asegúrate de confirmar cualquier asunto legal con un profesional antes de apostar en ello tu vida o tu libertad.