Las mejores casas de apuestas deportivas

*Términos y condiciones aplican a todas las ofertas y/o bonos en este sitio. Para más detalles referirse al operador.

Hacer Trampa En Los Casinos

Las trampas han existido en los casinos desde que se creó el primer local de apuestas. Nombra cualquier juego de casino y alguna persona habilidosa habrá encontrado una forma de hacer trampa jugando dicho juego. La gente utiliza información confidencial, destreza mecánica, rapidez de manos y cómplices para tener ventaja. Algunos tramposos son atrapados enseguida, mientras que otros tardan 20 años en ser descubiertos. Seguramente habrá unos cuantos que jamás serán descubiertos. Dicen que los mejores tramposos son los que nunca son descubiertos.

En esta guía sobre las trampas en los casinos, analizaremos brevemente los sistemas más comunes utilizados para hacer trampa a lo largo de la historia de las apuestas en los casinos y hablaremos sobre algunos de los tramposos más famosos que han existido. En cada juego se aplican trucos distintos, así que prepárate para una tonelada de trampas. Toma en cuenta que la mayoría de estas técnicas son ilegales y no aprobamos su puesta en práctica.

Hacer Trampa En La Ruleta

Los tramposos utilizan cierta cantidad de trucos para hacer trampa en la ruleta: manipulación de la rueda, selección de área ("hundir la rueda"), distracción del crupier y utilización de bolas magnéticas. Manipular la rueda es aflojar cierta casilla o colocarle una sustancia adhesiva en un compartimiento para que atrape la bola más a menudo de lo normal.

Seleccionar un área es apoyarse sobre la rueda o la mesa donde está colocada la rueda para inclinarla hacia un costado. Distraer al crupier se hace para que, mientras está distraído, otro jugador coloque la bola en una casilla distinta. Esta puede parecer una estrategia imposible, pero el tramposo italiano Francis Farrugia logró aplicarla durante 20 años antes de ser descubierto en el año 2012.

Cabe hacer notar que el crupier estuvo involucrado en la mayoría de las estafas más conocidas a través de los años. Esto es común en la mayoría de los juegos de mesa, porque el crupier es a quien el casino eligió para que vigile, en primer lugar, y verifique que nadie haga trampa.

Otros supervisores y personal de seguridad de los casinos, también buscan identificar a los jugadores sospechosos, a través de cámaras y es por esto que los crupiers también son descubiertos. La siguiente historia constituye un ejemplo perfecto de cómo trabajar con un cómplice que trabaja en el casino.

Monique Laurent

En 1973, Monique Laurent, su cuñado y un tercer cómplice crearon una bola de ruleta controlada a distancia que se activaba con un transmisor guardado en un paquete de cigarrillos. El transmisor alteraba el movimiento de la bola. El cómplice era el crupier, y así fue que se colocó la bola alterada dentro de la ruleta. Estos tramposos se salieron con la suya hasta que un integrante del equipo de seguridad, particularmente atento, se dió cuenta de que cierta mujer atractiva siempre estaba al lado del jugador que acababa de ganar en grande.

Joseph Jagger

Este tramposo estadounidense que vivió en el siglo XIX ganó $450,000 en el casino Beaux-Arts de Monte Carlo antes de que los dueños se dieran cuenta de lo que estaba haciendo. Jagger contrató a seis empleados para que registraran los resultados de los juegos de la ruleta del casino. Estudió los números y descubrió que un número salía más a menudo que los otros, sin duda debido a una rueda mal equilibrada. Este tipo de trucos es el motivo por el cual los casinos revisan sus máquinas tan seguido.

Charles Wells y Charles Coburn

Charles Wells una vez ganó 23 de 30 giros en una rueda de ruleta en Monte Carlo. En esa ocasión, el Sr. Wells ganó más de $2,000,000. Su proeza se hizo tan legendaria que el compositor musical Fred Gilbert escribió una canción sobre esto en 1892. Esa canción, "El hombre que hizo saltar la banca en Monte Carlo", se volvió un símbolo del cantante inglés Charles Coburn. El señor Coburn cantó la canción más de 250,000 veces a lo largo de su carrera como cantante.

Los Eudaemonistas

Un grupo de estudiantes graduados de la Universidad de California en Santa Cruz, construyeron, con mucha imaginación, una computadora portátil que los ayudaría a ganarle a la ruleta. Este grupo, autodenominado "Los Eudamonistas", había creado un sistema para ganar alrededor del 144% de lo apostado en la ruleta. Siguieron ganando hasta que la máquina se calentó y empezó a arrojar humo dentro del casino, pero los eudamonistas ya habían reunido $10,000 antes de que esto sucediera.

Trampas En Las Máquinas De Slots

Hacer trampa en las máquinas de slots es la forma más fácil de ganarle al casino. La falta de supervisión hace que slots sean un objetivo favorito. Las máquinas de slots tenían dentro (en el pasado) un montón de dinero. Además, casi el 70% de las ganancias del casino eran gracias a las máquinas de slots, así que a los jugadores les sobraban motivos para querer vengarse de ellas. A continuación figuran las más famosas trampas hechas a máquinas de slots a través de los años.

Tommy Glenn Carmichael

Tommy Glenn Carmichael hizo trampa en las máquinas de slots en la década de los 1990. El señor Carmichael es considerado uno de los mejores tramposos de la historia de los slots. Ciertamente fue el inventor más prolífico de aparatos mecánicos para hacer trampa. Construyó aparatos con nombres curiosos como " la varita ligera", "la pata del mono", "la patada" y "el cogado".

Estas herramientas y dispositivos se usaban para vencer incluso a las máquinas de slots más sofisticadas. En cierto momento, Tommy Glenn Carmichael inventó un aparato para confundir a la seguridad interna de las máquinas de slots y acumuló ganancias durante 6 meses seguidos, hasta que los diseñadores del juego en IGT crearon su propio mecanismo de seguridad para proteger a la máquina (llamado "el brazo protector"). Un buen día, Tommy Glenn Carmichael fue atrapado y llevado a prisión, pero sigue siendo una leyenda en el mundo del juego.

Cables De Mono

Los cables de mono se insertaban en una máquina de apuestas electrónicas para confundir al sensor láser sobre cuánto debían pagarse las apuestas. Este sistema dejó de ser efectivo cuando los diseñadores de los juegos crearon el brazo protector.

Varitas Ligeras

Las varitas ligeras eran punteros láser suspendidos en un brazo largo. Se podían colocar dentro de la máquina para confundir al sensor eléctrico de la máquina. De nuevo, los dispositivos como el brazo protector bloquean la luz que proviene de la dirección donde estaría colocada la varita ligera.

Robo De Monedas

Las trampas mecánicas se siguen usando, pero ahora tienen que combinarse con trampas electrónicas. La gente logró decodificar el candado tubular de los slots con un decodificador especial. También se han utilizado pulsos electromagnéticos; éstos apagan el software del dispositivo y, por lo tanto, anula su defensa.

Dinero Y Monedas Falsas

La manera más burda de hacer trampa en las máquinas de slots ha sido crear dinero o monedas falsas capaces de engañar al sensor de monedas. En los viejos tiempos, la gente se ataba las monedas a los dedos, dejaba que se activara el sensor y luego tiraba de la cuerda para recuperar las monedas.

Los Más Famosos Tramposos En Los Casinos

A continuación figura una lista con una cantidad selecta de tramposos que ganaron en grande en los casinos. En algunos casos, se hicieron famosos. En otros, simplemente fueron a la cárcel. Todos se volvieron noticias en la historia de las apuestas.

Dennis Nikrasch

Juntó 6 millones jugando en las máquinas de slots gracias a sus habilidades como hacker de computadoras. Nikrasch abría una máquina de slots, colocaba un chip de computadora que le permitía ganar al jugador y volvía a cerrarla (todo en menos de un minuto). Después, un cómplice se disponía a jugar en la máquina. Fue el cómplice quien, en cierto momento, delató a Nikrasch.

Richard Marcus

Utilizaba su rapidez de manos para hacer trampa en la mesa de la ruleta con una ficha de $5. Si perdía, recuperaba su ficha de $5. Esta ficha estaba colocada arriba de otra ficha de mucho más valor, que jalaba junto a la otra si perdía la apuesta.

El Equipo De Blackjack De MIT

Todavía se debate si contar cartas es hacer trampa. Los casinos lo consideran hacer trampa, mientras que los contadores de cartas lo ven como recopilación de información. Sea como sea, contar cartas es legal.

La Pandilla De Cortadores

Esta pandilla utilizaba una cámara minúscula escondida en la manga de una chaqueta para grabar el orden de las cartas cuando se las mezclaba para jugar Bacará. Con esta información, cortaban la baraja a favor del jugador. La pandilla de cortadores (porque "cortaban" las cartas) ganó 1 millón en el casino Cosmopolitan del Strip de Las Vegas, pero los atraparon en un casino de Filipinas (y lograron escaparse).

Keith Taft

En 1972, Keith Taft ideó una computadora personal que pesaba 7 kilos y se la llevó como compañera de aventuras por los casinos de Reno. La disfrazó para que pareciera su barriga (el cinturón que la mantenía en su lugar parecía el cinturón de Batman). A su vez, llevaba dispositivos electrónicos escondidos en un pie que lo ayudaban a realizar cálculos. Pisaba el suelo para transmitir códigos.

Ronald Harris

Ronald Harris era inspector de la Comisión de Control de las Apuestas de Nevada. Instalaba un programa especial en las máquinas que inspeccionaba. Cuando se levantaba el brazo de la máquina siguiendo la secuencia correcta, la máquina pagaba el premio máximo. Su cómplice, Reid Errol McNeal, se comportó de forma sospechosa cuando ganó el jackpot de $100,000 e hizo que los dos fueran descubiertos.

Esto fue solo un resumen general de los tramposos más famosos a través de los años. Muchos otros lo han intentado y fueron descubiertos. Sin duda alguna, algunos nunca lo fueron. Sea como sea, esta información se proporciona solo por diversión. Apuesta para divertirte, no para ganar. Y, no importa lo que hagas, nunca intentes hacerle trampa al casino. Lo más probable es que tengas que pagar un alto precio por romper la ley.

Comments